viernes, 28 de septiembre de 2018

Los destacados de la Semana de la Moda de Milán primavera/verano 2019



Repaso hoy los momentos más memorables que nos dejó la Milan Fashion Week. ¡No pierdas detalle!


El desfile: el de Prada. "Quería romper las reglas de lo clásico", explicó Miuccia Prada. Y lo hizo con tops con aberturas y tiras, estampados fantasía, vestidos y faldas transparentes, vestidos con lentejuelas gigantes y calzado con tacones con formas arquitectónicas que "rompían" con lo burgués. Su idea era criticar y "analizar lo que está ocurriendo ahora en el mundo", como el deseo de libertad y "el conservadurismo más extremo", y quería representar el choque entre lo que está sucediendo y la realidad que hay en la actualidad.

Destacaron los vestidos baby doll, las diademas, las medias transparentes de nailon hasta la rodilla con logotipos triangulares de Prada y las gafas de sol XL con forma de insecto que la firma subió sobre la pasarela en el espacio de la Fundación Prada. Si algo sí está logrando la marca, es conquistar el espíritu de las nuevas generaciones.





La colección al borde de la polémica: la de Fendi. A excepción de muchas firmas y diseñadores, Fendi no evita el uso de la piel –su material favorito, prohibido en la recién celebrada Fashion Week de Londres. Karl Lagerfeld explicó en el backstage que precisamente apuestan por este material "porque otras personas están huyendo de la piel y están corriendo hacia la contaminante piel falsa". Y continuó: "Mientras las personas sigan llevando cuero o comiendo carne, entonces la piel –que proviene de animales decentemente tratados, como es el caso de nuestra piel en Fendi– será legal y deseada. De todas formas, es fácil para Londres prohibir las pieles, cuando no te ganas la vida con ello". Sobre este punto, ¿sabías que... por lo general la piel vegana es puro plástico?

Más allá de las polémicas declaraciones de Lagerfeld, la colección que podríamos calificar de luxe athleisure estuvo caracterizada por bolsillos enormes en casi todas las piezas y por cinturones con elementos para guardar el móvil, las tarjetas de crédito, la barra de labios o las llaves. La colección fue un auténtico hit y contó con modelos de la talla de Gigi HadidKaia Gerber y Kendall Jenner sobre la pasarela. Silvia Venturini Fendi confeccionó bolsos cargados de compartimentos y recuperó el icónico bolso Baguette.





El desfile aniversario: el de Missoni, que celebró sus 65 años en la industria. La casa presentó sus propuestas al aire libre mientras tocaba el pianista Michael Nyman. Entre sus creaciones: estampados en zigzag, chaquetas kimono, superposiciones de tejidos y con predominancia de una paleta cromática suave. Según la crítica de moda Suzy Menkes: "esta colección fue la más hermosa de todas: de elegancia tan etérea como la ínfima sombra del cuerpo que apenas traslucía a través de los finos materiales".





El regreso de supermodelos de los 90's: como Georgina Grenville –la primera chica Gucci de la era de Tom Ford que hizo su aparición sorpresa en Salvatore Ferragamo Shalom Harlow que cerró el desfile de Versace –en su día, una habitual en sus campañas–. Stella Tennant abrió Salvatore Ferragamo mientras que Carolyn Murphy lo cerró. Dolce & Gabbana trajo a Monica BelluciEva Herzigova y Helena Christensen.




La puesta en escena: la de Emporio Armani de Giorgio Armani, que celebró su desfile titulado "Boarding" en el interior del aeropuerto Linate de Milán, cuyo hangar principal lleva el enorme logotipo del águila de la firma. Los 2300 invitados o "pasajeros" tuvieron que pasar el check-in y el control de seguridad, y dirigirse a la puerta de embarque para acceder a la pista de aterrizaje y allí poder ver dos colecciones de hombre y mujer y más de 200 looks. El fashion show terminó con una actuación de Robbie Williams. Fue muy espectacular y lo mejor: ¡sin turbulencias!




La colección "anti-bullying online": la irónica colección "Ha(u)te Couture" (hate couture, "costura de odio") de Diesel, que empezó la Semana de la Moda de Milán con un desfile y una fiesta con el fin de transformar el odio online que hay en las redes sociales en "empoderamiento" quitando importancia a los haters, que "son inevitables, pero preocuparse por ello es opcional". Bajo la filosofía "The more hate you wear, the less you care" (Cuanto más odio llevas encima, menos te importa)", la colección lleva impresas palabras provocativas y ofensivas. Además, se trata de una colaboración con famosos que han recibido odio online como Nicki Minaj, Bella Thorne, Gucci Mane, Tommy Dorfman, Miles Heizer, Barbie Ferreira, Yoo Ah-In, Bria Vinaite, Yovanna Ventura y Jonathan Bellini. "Cuanto más expones el odio que recibes, mezclándolo con ironía e irreverencia, menos poderoso se vuelve", explica la firma. Los beneficios de la venta de estas prendas se donarán a favor de programas contra el acoso y el ciberacoso.





La inconsciencia de Philipp Plein: Durante esta edición, algunas firmas han contado con grandes artistas en vez de DJs como Robbie Williams para Emporio Armani o Michael Nyman para Missoni. Pero, una firma en concreto no acertó para nada con la elección de los artistas. El cantante Chris Brown, acusado repetidamente de agredir y abusar de mujeres, y el rapero 6ix9ine, que se declaró culpable en una acusación por abuso sexual a menores, actuaron en el desfile de Phillip Plein. El primero cerró el show, mientras que el segundo lo abrió. Sin duda alguna, la firma hace oídos sordos a los tiempos en que vivimos. ¿En qué estaba pensando el diseñador?






El desfile debut: de la firma deportiva Fila. El dúo de diseñadores de la firma, Antonio Ingrasciotta Josep Graesel, se sumergió en los archivos de la marca para crear una colección cool inspirada en el tennis, la natación y la vela, junto con conjuntos urbanos, con influencias de los setenta y de los noventa. Éste fue el primer desfile de la firma y con la intención de elevar su estatus, Fila  ha creado una colección cápsula para Fendi, jugando con la F de ambas firmas, que saldrá en octubre.




La colección artesanal: la de Francesco Risso para Marni. Ha sido una de las colecciones favoritas de las editoras de Vogue durante la fashion week, aunque no lo ha sido de la mías. Más allá de algunos looks con predominancia de minimalismo, otros parecían el caótico experimento de un artista. Lo mejor: sus gafas de sol.




El material polémico: el plástico, que vimos en los desfiles de Max Mara, MoschinoFila o en Fendi en forma de abrigos transparentes con el logo F. ¿Qué sentido tiene la tendencia "plastic fantastic" actualmente, si se ha empezado a ser consciente de la amenaza que supone para el planeta? Espero que fuera reciclado...



La prenda estrella: las mallas ciclistas. Las vimos en Prada, FendiRoberto Cavalli, Blumarine o en Af Vandervorst.




La colección fiel 100% al ADN de marca: la de Dolce & Gabbana, que fue una celebración estricta de los códigos de la casa. El desfile abría con unas viudas negras paseando de un lado a otro sobre la pasarela a oscuras y al compás del toque de unas campanas de iglesia. Tras el estruendo, arrancaba la ópera de El barbero de la Sevilla como banda sonora y abría el desfile Monica Belluci, seguida después de Eva Herzigova Carla Bruni. El elenco de modelos fue muy variado. Atuendos de tipo religioso, romántico encaje negro, estampados florales, bordados elaborados, chaquetas de sastre... Una celebración de su ADN, sin innovaciones.




¿Qué más añadirías?

Foto: Captura del vídeo oficial del desfile de Prada

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por leerme!

Espero tu opinión en los comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...