domingo, 14 de octubre de 2018

Los desfiles de la Semana de la Moda de París primavera/verano 2019



A principios de mes terminó la Paris Fashion Week. Menciono mis colecciones favoritas y describo algunos de los momentos memorables de la semana.


Colecciones favoritas: Valentino, Paco Rabanne, Dries Van Noten, Balenciaga, Chanel, Hermès, Fendi.




El desfile memorable: El de Balenciaga, que se presentó con una temática futurista sobre un increíble túnel psicodélico con luz kaleidoscópica de colores, y que ofreció una auténtica experiencia de realidad virtual. Los asistentes al show, digno de una película de ciencia ficción, pudieron sumergirse en el mundo de fantasía de la maison. El artista canadiense digital Jon Rafman usó cerca de 7000 paneles LED que recubrían el suelo, las paredes y el techo con tal de recrear un túnel que daba la sensación como si uno estuviera dentro de un salvapantallas. De fondo, se escuchaban en loop las siguientes palabras: "Presence is the key, now is the answer, ego is not who you are". ("La presencia es clave, el ahora es la respuesta, el ego no es quién eres").



Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Suzy Menkes (@suzymenkesvogue) el
Demna Gvasalia rindió tributo así a Cristóbal Balenciaga experimentando con una colección más sobria formada por siluetas esculpidas, hombros cuadrados, juegos de volúmenes y algunas prendas neón. El diseñador quería que los asistentes experimentaran cómo era estar dentro de una mente digital. ¿Lo logró, no crees? ¡Bravo por innovar!



Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Suzy Menkes (@suzymenkesvogue) el


La puesta en escena: la de Chanel, cómo no. Karl Lagerfeld nos sorprende cada año con una nueva transformación del Grand Palais y el mundo de la moda siempre está pendiente de cuál será la nueva fantasía del diseñador. Esta vez, lo convirtió en una idílica playa. Las modelos han lucido las propuestas para la próxima primavera caminando descalzas sobre la arena, dónde rompían las olas. La colección fue excelente: prendas con espíritu deportivo, y los accesorios tuvieron un papel clave. Destacan los pendientes con logo, el doble bolso y la superposición de cadenas. 



Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Suzy Menkes (@suzymenkesvogue) el


La colección más personal: la de Rei Kawakubo que "volvió a la realidad" con Comme des Garçons, dejando más de lado lo abstracto, lo que supone un gran cambio en su forma de acercarse a la moda. Presentó sus diseños en un pequeño cubículo dentro del histórico edificio de Bellas Artes. Jugó con las formas –como siempre–, los blancos, negros y grises en siluetas oversize, leggings estampados, abrigos y gabardinas asimétricas. Las modelos lucieron pelucas con el pelo blanco-gris y algunas de ellas llevaban una prótesis de barriga de embarazada. Consistió en una colección que, sin apenas color, hablaba sobre el paso del tiempo.


El debut-decepción: El de Hedi Slimane que presentó una colección debut predecible para Celine (ahora sin tilde). Lo que vimos sobre la pasarela, ya lo habíamos visto antes. El diseñador siguió su camino haciendo lo que ya hacía para Saint Laurent hace dos años, como si no se hubiera dado cuenta de que los tiempos han cambiado y sin tener en cuenta la esencia de la firma que ahora representa, pasando por alto su legado. Phoebe Philo consiguió convertir Céline en una marca muy aplaudida dirigida a la mujer sin sexualizarla. La crítica, como no podía ser de otro modo, ha sido dura con él. 
El desfile sport: El de Hermès. En el hipódromo de Longchamp, Nadège Vanhee-Cybulski evidenció el carácter artesanal de la casa con diseños de líneas depuradas. Además de prendas de cuero, la diseñadora francesa se decantó por prendas de punto y bañadores de neopreno que lanzaban un guiño deportivo. La mujer Hermès, marinera y guarnicionera a la vez, camina por la playa con tonos tierra, naranja –color insignia de la firma–, azul eléctrico, luce detalles con cuerdas y lleva sandalias gladiadoras.





El desfile ritual: El de Rick Owens, cuya oscura colección estuvo protagonizada por flecos, prendas estructurales en negro y tonos neutros y agujereadas. Las modelos recorrieron el Palais de Tokyo, y rodearon una estructura en forma de pirámide (de árbol de Navidad) que se incendió de repente hacia la mitad del desfile. Las personas que asistieron al fashion show coincidieron diciendo que había sido un espectáculo de pura magia.




El espectáculo coreográfico: el de Dior, que puso sobre la pasarela a un grupo de bailarines/as mientras las modelos desfilaban. En mi opinión, la colección fue apagada, plana y no presentó nada nuevo. Le faltó la fantasía de la casa. Los rumores de salida de Maria Grazia Chiuri de Dior van en aumento.




El momento: Jane Birkin cantando en directo en el desfile de Gucci. Esta vez, Alessandro Michele decidió cambiar Milán por París.






El bolso más comentado: el de Jacquemus, que sale en la primera imagen del vídeo de a continuación.




Imagen: Captura del vídeo del desfile de Fendi

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por leerme!

Espero tu opinión en los comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...