lunes, 9 de julio de 2018

Lo más destacado de la Semana de la Alta Costura de París O/I 18-19

Zuhair Murad, Valentino y Givenchy


Las grandes firmas han presentado ya en París las colecciones de alta costura otoño/invierno 2018-19. A continuación, te desvelo las claves de esta última edición.


La mejor colección: la de Valentino. Pierpaolo Picciolo cerró la alta costura con la presentación de su última colección en el Hotel Salomon de Rotchschild. El público asistente se levantó al terminar al desfile y dicen los presentes que a Valentino se le escapó una lágrima. El desfile estuvo repleto de colores vivos, combinaciones cromáticas muy llamativas y creaciones con mucho volumen.



La colección más sofisticada: la de Zuhair Murad, que nos trasladó a la Rusia imperial. El diseñador se rindió ante la ostentación en el Hôtel Potocki de París.. En el desfile, elegantísimo, se pasearon espectaculares creaciones repletas de brillo, detalles y bordados.



La mejor puesta en escena: la de Chanel, que nunca defrauda. La marca nos trasladó a las orillas del río Sena, con flores, quioscos de prensa, pintores y niños junto al río... y el Instituto de Francia como telón de fondo. En el enorme espacio, Karl Lagerfeld sugirió vestidos de cóctel para la noche y corsés. Para el día, propuso looks formados por abrigos y faldas con apertura lateral. El gris y el negro tiñeron la mayoría de sus diseños.



El peinado más viral: El "bouffant" de Valentino, un peinado extra voluminoso, que lucieron algunas modelos, con el pelo peinado hacia atrás. La imagen de Kaia Gerber recorriendo la pasarela de la casa italiana en un vestido de noche con plumas rosa empolvado ha dado la vuelta al mundo. El pelo, cargado de forma exagerada, nos recuerda a iconos como Jackie O o Brigitte Bardot, e incluso a su madre, la supermodelo Cindy Crawford, en los años ochenta.

Una publicación compartida de Kaia (@kaiagerber) el 


El mensaje reivindicativo: el de Jean Paul Gaultier, ya que terminó su desfile con una pareja, formada por un hombre y una mujer, con el pecho descubierto y con las frases "Tetons Libres" y "Free The Nipple". Y es que, todavía a día de hoy, Instagram censura los pezones del pecho de la mujer.



El desfile tributo: el de Givenchy. Para realizar su segunda colección para la casa francesa, Claire Waight Keller se adentró en los archivos de la firma para rendirle tributo a su fundador Hubert de Givenchy. Desde luego, ha sido un año muy mediático para la diseñadora, después de que se revelara que sería la mujer responsable del vestido de boda de Meghan Markle. Para esta colección, Keller apostó por estilismos muy femeninos con hombros estructurados, y faldas y vestidos con lentejuelas. La diseñadora celebró la elegancia atemporal de la casa, sobre todo, con uno de los looks que presentó que estaba inspirado en el icónico vestido negro de Audrey Hepburn, musa eterna de Givenchy.



El desfile más futurista y con "detalles tecnológicos": el de Maison Margiela. El diseñador John Galliano nos descubrió una nueva forma de llevar el móvil. Presentó una sujeción para el móvil que estaba acoplado en las propias botas. Además, algunas modelos subieron a la pasarela con gafas de realidad virtual en una colección muy artística y extravagante con colores vibrantes. No dejó indiferente.



El maquillaje más llamativo: el que hizo la reconocida maquilladora Pat McGrath para Maison Margiela. Fíjate en el eyeliner en tono cían. ¡Glamour llevado al extremo!



La colección más exquisita: la de Dior. Esta vez, la casa francesa ha realizado una colección con colores neutros y discretos, junto con el negro. Maria Grazia Chiuri ha subido sobre la pasarela algunas de las siluetas más icónicas de la casa, trajes de chaqueta, abrigos, faldas y vestidos.



El desfile más clásico: el de Armani Privé. La casa italiana Armani apostó principalmente por el binomio blanco y negro, aunque hablamos de un blanco roto. Looks monocromáticos de trajes de chaqueta y elegantes vestidos formaron la colección, acompañados de joyas de gran tamaño. El azul turquesa y el fucsia coparon los últimos estilismos, que cerraron el desfile.



La colección más disco: la de Peter Dundas. La firma nos ha propuesto una variedad de looks de noche para salir de fiesta: en su mayoría, minivestidos con tejidos de aspecto metalizados. Además del dorado y el negro, el fucsia también se ha apoderado de la colección. Karlie Kloss se convirtió en una de las musas del desfile.



El desfile autohomenaje: el de Viktor&Rolf, que cumple 25 años y por este motivo ha subido a la pasarela sus 25 diseños más representativos de la casa. La colección fue absolutamente monocromática. Todos los looks tuvieron el blanco como rey absoluto.



El desfile más mágico: el de Elie Saab. El diseñador libanés nos tiene acostumbrados a creaciones espectaculares, dignas de un cuento de hadas. En esta ocasión, se inspiró en la ciudad de Barcelona y en la arquitectura de Antonio Gaudí. La influencia catalana de su viaje a la Ciudad Condal se notó en su colección "Of Forms And Light" a través de las formas orgánicas de las prendas, colores vibrantes, estampados de mosaico...



El material: El tul está por todas partes. La firma Alexis Mabille no ha sido la única en apostar por este tejido femenino, vinculado al mundo de la danza.




¿Cuál ha sido tu colección favorita de la haute couture week

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por leerme!

Espero tu opinión en los comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...