miércoles, 3 de abril de 2019

Ocho lecciones del documental de 'McQueen'



Estas son las lecciones que aprendemos del documental de Lee Alexander McQueen. ¡Toma nota!

Como ya comenté en el post anterior, el viernes pasado fui a ver McQueen (2018) en el festival de documentales de moda barcelonés Mortiz Feed Dog. Es un film que no deja indiferente. En realidad, te deja tocado. Comparto algunas lecciones que podemos extraer tras su visualización.

#1. No importa de dónde vienes, importa a dónde vas. 
Tu pasado no te define. Alexander McQueen provenía de una familia trabajadora y vivía en el East End de Londres, pero consiguió llegar a lo más alto y trabajar en la capital de la moda por excelencia, París.

#2. Todo es posible.
Nada es imposible. La historia de su vida lo deja claro. Él no tenía dinero, ni conexiones en el sector, pero hizo que esto no fuera un inconveniente y creó sus colecciones con lo que tenía. Uno tiene que trabajar para alcanzar su sueño, pero tiene que creer en él. Uno de los lemas del diseñador era: "El cielo es el límite", así es y así fue. ¡Jamás permitas que alguien te diga que no puedes hacer algo!

#3. No te conformes, ve a por más. Lucha por tu sueño. 
McQueen huía de las normas del mundo de la moda. Era un revolucionario, luchó por su sueño siempre y se mantuvo firme con su visión hasta el final.

#4. ¡Saca lo que llevas dentro! 
Él expresaba en su trabajo todo lo que tenía en su mundo interior. Sus experiencias traumáticas las trasladaba sobre la pasarela como un acto terapéutico. La prensa criticaba de forma negativa su trabajo y se le acusó de misógino, aunque más tarde comprendieron que no era así. Sin embargo, a él nada le detuvo.

#5. No importa lo que piensen los demás. 
Al genio le daba igual la opinión de los demás. Él sólo buscaba generar una emoción con su trabajo; que a uno le gustara o le disgustara. Cuando inventó los pantalones "bumster" bromeó diciendo que quería que las modelos pusieran su pelo púbico en la cara de la editora jefa de Vogue US, Anna Wintour.

#6. Sé persistente. 
Resiste. Si tienes la visión y tienes claro cuál es tu sueño, nada te impide ir a por él. Empieza por el primer paso. Y es que la historia del legendario diseñador inspira por una parte, en el sentido de que pasó de ser un chico sin estudios y sin encontrar trabajo a ser un hombre con una excelente técnica de confección y a ser un multimillonario. 

#7. El dinero no lo es todo.
McQueen estaba en la cúspide de la moda y tenía gran cantidad de dinero cuando decidió quitarse la vida. Creo que su historia es un buen recordatorio de que la fama y el dinero no son sinónimos de felicidad.

#8. La industria de la moda debe cambiar.
El ritmo trepidante al que se someten los diseñadores de moda en grandes corporaciones es a menudo demasiado exigente. Si queremos a grandes genios, tenemos que cuidarlos, conservar su creatividad y cordura y, en definitiva, debemos mantenerlos vivos. Somos humanos y, a veces, necesitamos parar y respirar. Crear 14 colecciones al año ¡es una barbaridad!

Para concluir, creo que la lección más importante de todas es que si crees en algo y vas a por ello, el Universo conspira y te ayuda para que lo consigas. Si tienes un sueño, let's go ¡y a por ello!

Espero que te haya servido este artículo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por leerme!

Espero tu opinión en los comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...